"El bosque sería muy triste si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen."
Sir Rabindranath Tagore

“Las familias, las grandes ausentes en la película La Educación Prohibida” – Blog Familia Libre

14 ago 2012
Comentar
“Las familias, las grandes ausentes en la película La Educación Prohibida” – Blog Familia Libre. Publicada originalmente el 14/08/2012. Fuente original.

Acabamos de regresar del estreno mundial de la película “La Educación Prohibida“, proyectada en una pequeña sala de cine de Tacuarembó.

Lindo documental! Muchas buenas ideas! Lo recomiendo, sobre todo si todavía crees en el sistema educativo convencional

En la elaboración de esta película se nota el cariño que le han puesto, y me encanta la propuesta del director cuando pide que no se la tome como un trabajo concluido, sino como el comienzo de una conversación. Así que, con su permiso, la comento:

Yo las conozco

De pequeña tuve la oportunidad de asistir a una verdadera escuela libre, desde los 2 a los 6 años. Fui al nombrado Pestalozzi de los Wild y lo recuerdo posiblemente como la mejor escuela que he conocido. De hecho, durante la película pensé en Rebeca y Mauricio Wild, de quienes admiro su pasión por los niños y su verdadera educación.

Las escuelas alternativas…Yo las conozco. Como alumna más que como “madre de familia”. Las conozco también como expectadora, como amiga de ex-alumnos, como vecina, y como objetivo de propaganda.

Con esto último me refiero a que en Quito, mi ciudad natal, hay una densidad muy alta de escuelas alternativas y, habiendo vivido ahí con mi hijo en edad de “alcanzar cupo”, me llegaron muchas propuestas.

Unas propuestas muy caras, y otras de muy bajo precio; unas poco honestas, y otras transparentes; unas que hasta dan ganas de abandonar la desescolarización, y otras poco atractivas.

Pero con tanta variedad y tantas alternativas, he elegido la educación sin escuela. La razón: justamente porque ya estuve en una escuela alternativa. En una escuela alternativa excelente, hermosa, donde los profes nos querían, donde éramos libres, donde jugábamos todo el día y así aprendíamos…mientras nuestros padres hacían cosas más importantes y estaban felices de que estuviéramos en buenas manos.

Yo conozco una mejor alternativa para mi hijo. De hecho, es alguien mejor capacitada que todas esas pedagogías y estudiosos que hablan cosas muy lindas de la educación libre.

Ejem…me acredito como la mejor, porque:

  • Quién ama más a mi hijo y quién lo conoce mejor?
  • Quién ha pasado más tiempo con él desde que nació?
  • A quién le interesa más su felicidad y bienestar?

De hecho, concuerda con lo que se dice en el documental: Lo más importante es el amor

Concuerda también con el comentario de Carlos González, mi segundo personaje preferido de la película, cuando dice que los padres creemos que el tema de la educación de los hijos es cosa de expertos, pero que en realidad sí estamos capacitados para educarlos.

Mis personajes preferidas de la película

Llegó el momento! Iban a hablar de educación en casa…de educación sin escuela. Qué iban a decir? A quién iban a entrevistar?

“Lalita, Lalita”!!!

Era la foto de nuestra amiga Lalita y sus hijas. Creo que vi otra foto de sus hijas también. Pasaron muy rápido, pero ya nos sentimos felices de verlas.

Pasaron las fotos y regresaron los expertos. Fueron solo fotos de familias, como mostrando que eso “también” es una opción. Nada más.


  • Demasiado confuso para ponerlo?
  • No encajaba con el discurso de fin de año?
  • Poco estético?
  • Muy complicado entrevistar a las familias?

Ya sé que las familias somos más difíciles para abrir nuestras puertas que una escuela. De todas formas, me fue demasiado evidente la ausencia de esta alternativa.

Supongo que muchos de los entrevistados son también padres y madres, pero estaban siendo entrevistados como “expertos en educación” y hablando desde esa posición. Pocos se refirieron a sus experiencias como padres o madres educadores, y el discurso se centró en si el niño era libre o no, si desarrollaba o no, si era amado o no…dentro de la escuela.

Lo que le faltó a La Educación Prohibida

La Educación Prohibida enfoca el problema de la educación, todavía como un problema que se lograría desde la transformación del sistema educativo. Parece que todavía deberíamos esperar a que algo nos llegue “desde arriba”.

Me faltaron los de abajo: Los niños, los padres, las familias, los vecinos. Me faltó la alternativa de educación en casa, y de desescolarización.

Faltaron los proyectos simples de los niños en ambientes caseros y no ultra preparados; faltó ver a una niña bien dormida todas sus horas, desayunando con calma y poniéndose a jugar con cualquier cosa sencilla. Las casas de familia no impresionan como los colegios alternativos, y los discursos de los padres no son tan reproducibles como los de los expertos.

Las escuelas alternativas son lindas. Yo las conozco. Pero el momento en que te dan la posibiliad de dejar a tus niños para que los eduquen (o los dejen ser libres, o les den mucho amor, o cualquier alternativa), entonces ya están en el sistema educativo que no funciona y no ha funcionado…y yo me temo que es mucho más complicado intentar cambiar las cosas desde ahí.

El mismo John Holt intentó transformar el sistema educativo, pero se dio cuenta de que desde ahí no se podía transformar la educación, y así se convirtió en un gran proponente de la educación en casa. Me faltó también esa parte de la historia.

En mi opinión, se dejó fuera el principal problema: que los padres tengamos la posibilidad de delegar la educación de nuestros hijos, que nos hagan creer que “no estamos capacitados”, y que además nos resulte conveniente.

Es demasiado duro decirlo, ya sé. A pesar de no llevar a mi hijo a la escuela conozco esa sensación y decisión de “te entrego a mi hijo para que lo eduques”. Lo viví con sus clases de flauta cuando intenté desligarme yéndome al fondo de la habitación a teclear mi computador mientras la profe le daba clases, o aprovechando que él estaba en clases para hacer una diligencia.

Yo no quiero desligarme aunque desligarse sea más fácil. Elijo no desligarme aunque en la escuela tengan ambientes más preparados. Asumo la responsabilidad de educar a mi hijo, aunque sé que cometeré errores. Somos varias familias que tenemos esa propuesta. Demasiado simple para unos minutos en una película de educación alternativa?

Para mí el tema no es cómo modificar la escuela, sino qué proponer EN VEZ de la escuela (que no funciona porque desliga a los padres, que somos quienes tenemos más amor y capacidad para educar a nuestros hijos).

Mi recomendación? Mira la película! Pero no te creas todo lo que se dice ahí, que sigue siendo en gran parte el discurso de la directora y no el de los alumnos.

Si viste la película, me gustaría escuchar tu opinión. Si no la viste, puedes verla aquí y luego dejar tu comentario:

Copyleft 2009-2012 - La Educación Prohibida |¿Quieres contactarnos?
Se permite y alienta la copia, modificación y redistribución de todos los contenidos. Mas información...
Producción
Redes de Pares
Reevo - Red de Educación Alternativa
Coproducción Internacional
Maria Farinha Producciones